Acerca del Instituto Oriente

Acerca del Instituto Oriente

Bienvenidos al Instituto Oriente

Les saludo y doy la bienvenida a nuestra página web en nombre de quienes formamos la comunidad educativa del Instituto Oriente. Espero que puedan encontrar aquí la información que les interesa: nuestro modelo educativo y nuestra historia, nuestra organización y nuestra oferta de estudios, nuestros proyectos, actividades y servicios.

Desde hace más de un siglo, nuestro Colegio sigue los lineamientos de la Compañía de Jesús, la institución privada que cuenta con más Colegios y Universidades en el mundo que quiere contribuir, desde el humanismo cristiano, la innovación científica y el sentido crítico, a que la sociedad sea cada vez más desarrollada, más justa y más fraterna.

Esta bienvenida es también invitación cordial a "pasear" tranquilamente por nuestras instalaciones en donde encontrarán la experiencia educativa que aporta nuestra tradición, con la actualización continua que los cambios sociales exigen. Abiertos a la sociedad, pues estamos convencidos, hoy más que nunca, de que la comunicación entre educadores y sociedad ha de ser constante e intensa, ofreciendo una hospitalidad educativa que se caracteriza por el rigor académico, la atención a cada alumno y una conciencia social avanzada.

Militia est vita
Dr. Saúl Cuautle Quechol, S.J.
Rector

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Tel. Directo: 01 (222) 245.29.99
Tel. 01 (222) 245.01.00 ext. 112

Conócenos

HISTORIA

fundacion colegios flacsi

Restaurada la Compañía de Jesús en 1814 por el Papa Pío VII, los jesuitas reingresan a México y son expulsados una y otra vez, según los vaivenes políticos del país. Es hasta el 15 de enero de 1870 cuando logran reabrir la primera de sus instituciones educativas: la que llegará a ser conocida como Colegio Católico del Sagrado Corazón de Jesús, en el número 4 de la calle 2 Oriente y 5 de Mayo en la Ciudad de Puebla. Así nace el Instituto Oriente. Labor ardua la de los jesuitas fue la de ver culminado su esfuerzo con la construcción del nuevo Colegio, al cual se trasladan el 28 de octubre de 1908, en la 11 sur y la 13 poniente. La llegada de la Revolución fue un duro golpe para el Colegio. Ocupado el edificio por las tropas revolucionarias de los Carrancistas, inicia una etapa de supervivencia que se prolonga, terminada la Revolución, durante la persecución religiosa.

El Colegio sobrevivió gracias al cariño de muchas familias poblanas que lo acogieron en sus casas para que en ellas continuara furtivamente su labor, y gracias a una figura excepcional: el Hermano José Jurado S.J., “Tío Pepe”. Quien pedía que no se le llamara Hermano Jurado y menos Padre José. “Si no le puede llegar el chisme a la policía, me encierran y se acabó el colegio. Llámenme “Tío Pepe”. Mezclados los 1° con los 2°,3°,4°,5° y 6°, el aula itinerante fue el colegio y el “Tío Pepe” fue el Colegio.

Pasados los años difíciles, los jesuitas de la comunidad educativa inyectan aires nuevos a las actividades apostólicas pues se busca y el colegio cambia a diferentes sedes, se impulsan el deporte agrupado en Clubes (“Sport Club” –creado en 1894-, “Círculo Católico Poblano”, “Club Audax”) y se organiza la Junta de Exalumnos.

Con el triunfo de la Revolución Constitucionalista (1914), el Colegio cierra sus puertas como todos los colegios particulares y se resigna a no celebrar sus bodas de oro. Para 1921 se restaura en la sede de “Agua Azul” (11 poniente y 11 sur) y poco después se funda “El Club Deportivo San Felipe de Jesús” (1924) para dar auge al deporte. De 1924, con Plutarco Elías Calles, hasta la compra de los terrenos en Jardines de San Manuel (1958), diferentes sedes y problemáticas invaden la vida del Colegio, así como frutos y recuerdos que llegan hasta nuestros días: la fundación de la revista “Forja” el 18 de abril de 1938, la instauración del lema “Militia est vita” = “La vida es lucha” en 1938, y la puesta en marcha del autobús de la Primaria del Colegio que recoge alumnos por toda la ciudad en 1950.

El mismo año de la muerte del H. José Jurado, S.J. “Tío Pepe” se coloca la primera piedra del nuevo campus del Colegio en San Manuel (1962) y el 1 de febrero de 1963 nace el “Instituto Militarizado Oriente” que durará hasta 1973, año en que se permite la incorporación de alumnas al Bachillerato y se adopta el horario vespertino con la finalidad de dar mayores servicios educativos.

En 1976 se abre la Secundaria y Bachillerato No Escolarizados los días sábados. En 1979 visita el P. Pedro Arrupe, S.J., al Instituto Oriente, como parte de la Conferencia del Episcopado Latinoamericano en Puebla. Para 1980 se inaugura la Biblioteca del Colegio que lleva por nombre “Francisco Xavier Alegre, S.J.”; se inaugura la Casa de Oración del Instituto Oriente (1993); el Auditorio “Gonzalo Carrasco, S.J.” (15 de enero de 2000); y en el 2005 se inaugura el Centro de Idiomas en combinación con la Universidad Iberoamericana, en ese entonces Golfo-Centro, hoy Puebla.

Para el mismo año se abre un nuevo edificio en la sección Primaria; por esas mismas fechas se inicia la construcción del Preescolar, el cual abre sus puertas en agosto del 2007.

En los últimos años, el Colegio se ha visto coloreado de proyectos educativos que buscan un modo de proceder acorde a las necesidades educativas actuales así como cambios administrativos y de imagen corporativa tales como: “Escuela para Padres”, “Acompañamiento Tutorial”, creación de Consejos Educativos y Administrativos, apuesta por una cultura ecológica manifestada con el cambio de los campos de futbol a pasto sintético, renovación y mejora de espacios para los servicios que presta el Colegio (cafetería, tienda escolar, tienda de uniformes), apertura de espacios lúdicos y recreativos, la creación de un estacionamiento con cabida para más de 300 vehículos, así como la apuesta por la renovación y capacitación del personal académico, humanamente más al estilo ignaciano.

IDEARIO

Misión

“Forjar un espíritu de lucha con temple ignaciano”

La educación integral e integradora que como Compañía de Jesús pretendemos, es que la persona completa que participe de nuestra educación y sea formada gracias a ella, tenga una conciencia instruida de la sociedad y de la cultura, con la que contribuya generosamente en la construcción de este mundo. La educación de un centro educativo jesuita llegará hasta su nivel en que una persona sea capaz de solidarizarse con este mundo, de tal manera que lo conciba y disponga al servicio de la humanidad. Por ello, los alumnos de un Colegio Jesuita han de ser “hombres y mujeres para los demás”, ciudadanos competentes, conscientes, compasivos y comprometidos al servicio de la sociedad, responsables de sí mismos y del mundo que les rodea, convirtiéndose en agentes entregados a la labor de su transformación hacia una sociedad más justa y fraterna.

Esta labor educativa, cuyo centro es el alumno, se realiza en colaboración con las familias mediante:

  • Un equipo docente comprometido en una atención personalizada.
  •  Una amplia oferta de actividades escolares, extraescolares y pastorales.
  •  Una Pedagogía activa que lleve al alumno no sólo a profundizar en los temas, sino a buscar un significado para la vida y realizar opciones personales de acuerdo con una visión integradora del mundo.
  •  Una gestión basada en la mejora continua.

La síntesis de nuestra misión: “Forjar un espíritu de lucha con temple ignaciano”, reúne el compromiso de enseñanza y de aprendizaje que tenemos cada uno de los miembros de la comunidad educativa, nos hace ser conscientes de llevarlo a lo más hondo de nuestra existencia y apremia una experiencia arraigada en los valores evangélicos.

Visión

El Colegio, al configurarse como comunidad educativa, desea ser reconocido como:

  • Un Centro Educativo, donde se promueven los valores evangélicos, en un ambiente en el que todos, educadores, alumnos y padres, pueden madurar en su fe personal y encontrar momentos para expresarla y dar testimonio de ella, al modo y estilo ignaciano.
  • Un Colegio con una enseñanza de calidad, evaluada no solamente por el nivel intelectual y académico de los conocimientos impartidos, sino también por su capacidad y eficiencia para formar integralmente personas libres, solidarias con los demás, abiertas a lo trascendente para ser comprometidas en la mejora de la sociedad.
  • Una Comunidad con participación efectiva en la tarea educativa, con la responsable cooperación de todos, creadora de fraternidad y sirviendo a los alumnos para una convivencia social y solidaria.

Valores Corporativos

El Colegio para cumplir su misión y ser coherente con la visión que desea proyectar, opta fundamentalmente por principios y valores que guían, motivan e ilusionan nuestra actividad comunitaria. Es en la persona en donde quedan reflejados estos principios y valores:

  • La persona, que se hace y crece desde dentro de sí, que se valora por el vigor y la calidad de sus motivaciones, así como las razones para vivir ella misma en su relación con los demás, promoviendo el trabajo en equipo, el diálogo, la participación, justicia y equidad.
  • La persona, que discierne y siente la libertad con espíritu crítico y tolerante, formada para vivir en ella, respetándola y reclamándola donde no existe. Trabajando por una cultura de paz en el respeto a la pluralidad y la diferencia.
  • La persona, que es capaz de suscitar en sí misma y en otros una esperanza creadora, superadora de las inercias, así como de las resistencias propias y ajenas, para la transformación de la sociedad.
  • La persona, que participa en una búsqueda de la excelencia en lo académico, humano y cristiano, para ponerse al servicio de la sociedad; no en emuladora competición con otros, sino en colaboración y solidaridad con todos.
  • La persona, que para lograr el ideal de su realización, hace objetivo importante de su vida el servicio de la fe y la promoción de la justicia.

Al proponer esta Misión, Visión y Valores, el colegio lo hace desde el respeto a otras creencias. Ofrece su visión del hombre y la sociedad en la convicción de que los valores de la persona humana quedan plenamente iluminados y promovidos con el anuncio del Mensaje Evangélico.

El Colegio, para lograr esto, ha hecho una opción por el Constructivismo como su Epistemología, la Educación Personalizada como su Pedagogía y la Ignacianidad como su Espiritualidad; todo esto en un ambiente de coeducación y con una Gestión Integrada entre laicos y jesuitas comprometidos en el Proyecto Educativo de la Compañía de Jesús.

“La educación de los jesuitas dispone el mundo al servicio de la humanidad”

Objetivos Generales

Intensificar el nivel académico del Colegio a partir de los procesos de enseñanza y de aprendizaje de las áreas:

  • Lengua y Literatura.
  • Físico-Matemáticas.
  • Ciencias Naturales-Biológicas-Ciencias Ambientales.
  • Ciencias Sociales-Humanidades.
  • Educación Artística.
  • Educación Física-Recreación-Deportes.
  • Tecnología e Informática.
  • Ética-Educación Religiosa.

Crear diferentes experiencias curriculares y extracurriculares que favorezcan una mayor y mejor educación integral a partir del eje transversal:

  • Democracia-Participación-Liderazgo.
  • Paz-Tolerancia-Respeto-Convivencia.
  • Medio Ambiente-Ecología.
  • Consumo-Salud-Deportes.
  • Arte-Cultura-Creatividad.
  • Valores-Derechos Humanos.
  • Espiritualidad-Ignacianidad-Religiosidad.
  • Servicio-Solidaridad.

Modernizar, actualizar y mejorar los servicios que presta la Institución Educativa a partir de:

  • Los procesos de enseñanza y de aprendizaje.
  • Las áreas físicas y de infraestructura.
  • El área administrativa.
  • Los recursos humanos.
  • La evaluación y mejora continua.

Obtener una gestión de calidad eficiente y eficaz de todos los recursos humanos, financieros, materiales y académicos a partir de:

  • La elaboración y documentación de los manuales de procedimientos y funciones.
  • Elaboración de presupuestos.
  • Reglamentaciones laborales y políticas administrativas.
  • Manuales de convivencia.
  • Políticas clara de comunicación interna y externa.
  • Planeación curricular y extracurricular continua.

SÍMBOLOS

emblema
linea del tiempo rubricas vertical